CARI Squire, EnfermerA de Emergencias y Extraordinario esposA

“¿¡Qué quieres tú!?”

 
 
 

Una de las preguntas que me hacen más frecuentemente cuando le digo a las personas que soy un candidato para vicegobernador es: “Mmm, ¿qué hace exactamente el vicegobernador?

Bien, hay un antiguo chiste que dice que el trabajo de un vicegobernador es chequear el pulso del gobernador ya que él es el siguiente en la línea de sucesión y tiene menos responsabilidades oficiales. El entonces vicegobernador Northam le encantaba bromear con que, como doctor, él era el hombre perfecto para el trabajo.

¡Pero, vamos! ¿Tomar las señales vitales? ¿Pararse por largos periodos de tiempo sin un descanso? Seamos honestos, los doctores no hacen eso, lo hacen los enfermeros. ¿Así que quién es mejor que un enfermero para postularse para vicegobernador?

Dejando las bromas de lado, parece que el verdadero trabajo de un vicegobernador en Virginia no ha sido ser VG, sino audicionar para postularse para otro cargo, ya que todos los VG en la historia moderna han deseado ser gobernador o han deseado un asiento en el Congreso. Aunque el candidato para vicegobernador sea listado como segundo en los letreros, el hecho es que son los menos importantes de los tres funcionarios a nivel estatal, y por eso un antiguo VG bromeó con que: “Cualquier político que dice que se está postulando para vicegobernador pero que no quiere ser gobernador, está mintiendo”.

Bien, yo no soy un político; yo soy un enfermero. Así que cuando digo que me estoy postulando para vicegobernador, quiero decir que me estoy postulando para ser el vicegobernador.

Para mí, VG no es solo el siguiente paso para ser gobernador. No es solo un punto de parada para que la carrera política de alguien siga surgiendo. Es una oportunidad para utilizar una tribuna política para luchar sin descanso por Virginia. Para desarrollar e impulsar una política innovadora que afectará positivamente a todos los ciudadanos de Virginia, en todos los códigos postales y en todos los rincones de la Mancomunidad. Para ser un defensor de todos los que sientan que Richmond está muy alejado de sus vidas. Y es una oportunidad para probar que inclusive los cargos más altos en el gobierno no están fuera del alcance de la clase trabajadora, que solo hacen lo que pueden, día tras día, para llegar a fin de mes.

Aunque es esencial probar que eso es cierto, no es fácil tomar esa decisión. Tú no puedes tomar a la ligera el prospecto de pasar tiempo alejado de tu familia mientras soportas los látigos y las flechas de una campaña política en la actualidad. Cuando los otros no pueden aprobar una política, o se ponen furiosos porque simplemente no soportas maltrato sin quejarte, ellos te atacarán – tu carácter, integridad y familia – implacablemente. Es un sistema casi hecho a la medida para asegurarse de que la clase trabajadora no pueda formar parte de él.

Como un trabajador, eso es algo grande. Tanto mi esposa como yo tenemos que trabajar para pagar las cuentas. Nosotros no tenemos un fondo fiduciario o cartera de negociaciones que nos respalde, o una tarifa de $350/hora. Las primas del seguro donde vivo son literalmente las más costosas del país, así que ni siquiera podemos permitirnos enfermarnos, y con tres hijos, el cuidado infantil es tan costoso que casi sería más económico si los metiéramos en un Uber y le pidiéramos que le dé vueltas al vecindario hasta que nuestros turnos terminaran. Como la mayoría de la clase trabajadora en la Mancomunidad, nosotros nos sacrificamos todos los días para hacer que las cosas funcionen para nuestros hijos y nuestra familia.

Las probabilidades estarían en contra de una candidatura como esta, pero yo creo que si tú crees en luchar por el futuro de la Mancomunidad, no puedes dejar pasar esto. Este es un ciclo electoral fundamental en Virginia, un momento decisivo solo posible una vez por generación. Hay demasiadas personas que siguen estando afectadas, y hay un número gigante de consideraciones rodeando el futuro para el que debemos prepararnos. Amenazas a los empleos por la automatización; amenazas a nuestra economía y comunidades por el cambio climático; amenazas por el autoritarismo progresivo y un gobierno federal que no trabaja para las personas de Virginia; y la posibilidad real de una eventual recesión económica causada por el estallido de burbujas. Estos son problemas que deben ser abordados inmediatamente. Y nosotros ni siquiera estamos cerca de estar listos para todo esto.

En cambio, nosotros hemos tenido piratería política y políticos que han decidido mantenerse desesperadamente en el poder. El poder por el bien del poder, servir a una clase política en vez de a 8.5 millones de ciudadanos de Virginia contando con ellos para mejorar las cosas. Sin ninguna visión positiva común para nuestra Mancomunidad o nuestro país. Cuando se da la posibilidad de seguir o salirse del camino, ellos regularmente toman la segunda opción, sentándose en el banquillo y dejando que otras personas reciban las quejas, esperando a ver qué es popular en vez de qué es lo correcto, porque si liderar significa arriesgar sus carreras políticas, ellos no están interesados. Ellos harán retweet, le darán Me Gusta, compartirán y ofrecerán “pensamientos y oraciones”, pero nada más aparte de eso.

Y, como un enfermero y como padre y esposo, cristiano y ciudadano de Virginia, eso es algo que no puedo soportar. Algo que no puedo tolerar.

Sí, pero tú eres solo un enfermero del departamento de emergencias que vive en un pequeño valle entre las montañas, ¿no te parece que no tienes mucha experiencia para postularte para vg?

Ese sentimiento es algo que me irritó en la última contienda política por el cargo de VG, cuando todos nuestros tres candidatos (ninguno habiendo tenido un cargo político) fueron simultáneamente ridiculizados por muchas personas como “poco calificados” para el cargo de vicegobernador debido a su “poco experiencia”; no importó si ellos habían logrado grandes cosas o si tenían buenos currículos, porque ellos no se adaptaban a “la forma con la que siempre se han hecho las cosas aquí”.

Eso es simplemente incorrecto. Los candidatos con experiencia son geniales, pero el requerimiento más grande para los políticos debería ser sí o no un candidato sigue el llamado del deber cívico de defender y luchar por Virginia. Y seguro, aunque hay una gran diferencia entre ganar y gobernar, nosotros estamos viendo más y más personas que han hecho un excelente trabajo en ambas cosas. Personas sin una pizca de experiencia, y aun así, ganan competencias políticas que eran “imposibles” de ganar solo un ciclo antes, y han superado las expectativas representando a sus distritos.

Y no solo son ellos, en la situación precaria en la que están nuestra Mancomunidad y nuestra República, la forma con la que “siempre” se han hecho las cosas simplemente ya no es efectivo. Aquí en Virginia, ni siquiera estamos cerca de estar listos para los desafíos que nos esperan. Nosotros necesitamos una nueva generación de legisladores, personas con buenos corazones y mentes fuertes que defenderán y lucharán por nuestra Mancomunidad.

No va a ser fácil, yo reconozco eso. Hay demasiados grupos, partisanos y puristas con intereses especiales que tienen demasiado invertido en el sistema que ya existe. Ellos no van a permitir el cambio sin dar la pelea. Pero yo supongo que eso es inevitable cuando quieres luchar contra las personas que solo quieren un candidato de Virginia que se adapte a todos, en vez de un candidato de Virginia que trabaje para todos; luchando por los valores progresivos que representan el nuevo Centro Americano. Saben, ideas locas como asegurarse de que el cuidado de la salud económico y de alta calidad esté disponible para todas las comunidades. O sacar el dinero sucio fuera de la política. Terminar la manipulación de ambos partidos. Crear empleos sostenibles con buena paga. Aumentar la libertad personal. Avanzar y no ser calificados como los últimos en el país para la clase trabajadora. Defender a las pequeñas empresas y las familias trabajadoras en todos los códigos postales. Promulgar una reforma en la justicia criminal. Hacer que el cuidado infantil sea económico. Establecer a Virginia como un líder en independencia energética. Asegurarnos de tener aire y agua limpia para nuestros hijos.

Y es por eso que tiene mucho sentido que un enfermero desee ser vicegobernador. Porque a nosotros nos importan todos, sin importar quiénes sean o de dónde vengan.

Debido a que la empatía, apoyo y respeto son los fundamentos de todo lo que hacemos, y nosotros sabemos cómo escuchar, y quiero decir, realmente escuchar, no solo esperar nuestro turno para hablar.

Y por último pero no menos importante, porque los enfermeros no renuncian. Los enfermeros luchan inclusive después de que todos se han dado por vencido, porque nosotros sabemos que la mayoría de las cosas importantes en el mundo han sido logradas por personas que lo han seguido intentando, inclusive cuando parecía no haber esperanza.

Es posible que los enfermeros no encajen bien en la clase de políticos profesionales, pero si quieres luchadores para todas las familias trabajadoras de Virginia, en todos los códigos postales, en todo valle y colina, en todas las calles de la ciudad, todas las escuelas y todas las granjas, desde la montaña hasta el mar, busca a un enfermero

 
Lo siento, mi espanol es muy limitida. Espero no haber arruinado nada. Supongo que podría haber puesto todo en el Traductor de Google, pero eso habría sido muy… ehh… como se dice “bush league” en espanol?

Lo siento, mi espanol es muy limitida. Espero no haber arruinado nada. Supongo que podría haber puesto todo en el Traductor de Google, pero eso habría sido muy… ehh… como se dice “bush league” en espanol?